sábado, 3 de enero de 2015

Fuegos artificiales

Recién leí, por arriba, una nota que hablaba sobre la prohibición de los fuegos artificiales. ¿Y sí el cambio lo empezamos nosotros? no creo que en las modificaciones de este estilo (culturales), la prohibición sea lo más sano para una sociedad. Cuando son impulsados por la propia comunidad, paulatinamente, la van acaparando en su totalidad y con más fuerza que con una sanción.
Podríamos festejar de diferentes formas, en vez de salir todos a la calle a competir con el vecino a ver "quien tiene más y mejores cohetes" , podríamos ponernos de acuerdo y poner un buen equipo de sonido y poner música en las calles, poner las mesas afuera y brindar todos juntos, podríamos utilizar el dinero desperdiciado en esa pirotecnia y comprar comida de más para invitar a alguien que no tiene, o utilizar ese dinero para comprar un equipo de mates nuevo; a lo que voy: el gasto de dinero en fuegos artificiales es un gasto innecesario, peligroso, dañino (para las personas y los animales) e improductivo.
Espero podamos tomar conciencia de que las únicas que ganan con este "tipo de festejo" son las empresas, que por otra parte a nivel social, cultural, simbólico, histórico, etc. no tiene sentido.
No le encuentro razón al festejo, un festejo sonoramente violento.

Ya que estamos, podemos compartir un tango que hace alusión al tema

Fuegos Artificiales, tango de Roberto Firpo y Eduardo Arolas
por la Orquesta Típica de Juan D'Adienzo en una grabación del año 1941


¡¡Muy feliz 2015!!